Llámanos al +34 966 709 312 o Contacta con nosotros

Dolor Lumbar

La zona lumbar de la columna está formada por cinco vértebras cuya forma y tamaño están diseñados para soportar la mayor parte del peso corporal. Tiene mayor rango de movimiento que la columna torácica, pero menor que la cervical. Las principales patologías pueden ser:

Lumbago

Es un dolor localizado en la zona lumbar que perdura en el tiempo y en ocasiones puede estar acompañado de ciática. La causa más frecuente suele ser la degeneración de algún componente (vértebra, disco y facetas) de las cinco unidades que forman la columna lumbar. El exceso de peso, la falta de musculatura abdominal y ciertos hábitos posturales pueden agravar el proceso. El tratamiento es la estabilización (faja, corsé), ejercicios isométricos, medidas de higiene postural, analgésicos y relajantes musculares, tratamiento rehabilitador con corrientes y fuentes de calor e incluso, infiltraciones con anestésicos y corticoesteroides.

Hernia discal lumbar

Entre las vértebras existen unos discos intervertebrales que tienen, entre otras la función de amortiguar y distribuir la carga. Anatómicamente el disco está formado en el interior por el núcleo pulposo, elástico y rico en agua y en el exterior por el anillo fibroso, que recubre el núcleo. Si se rompe alguna de las fibras que forman el anillo, el núcleo puede desplazarse (protusión discal) o romperse. Esto es una hernia de disco y provoca síntomas por compresión de raíces nerviosas.

Normalmente se produce por degeneración del anillo fibroso. El paciente refiere dolor lumbar con bloqueo del movimiento y en el transcurso de los días, dolor ciático y sensación de hormigueo. El tratamiento suele ser conservador, salvo en los casos extremadamente severos en los que pueda haber parálisis del nervio comprometido. Durante los primeros días, reposo y terapia analgésica y antiinflamatoria. En seis semanas, la recuperación es notable en el 80% de los casos.

Estenosis de canal lumbar

Es una patología consistente en un estrechamiento del canal lumbar. En el centro de cada vértebra hay un agujero. Al disponer una vértebra tras otra, se obtiene un tubo por el que discurren raíces nerviosas. Con el paso de los años y debido a un proceso degenerativo, este canal puede estrecharse, lo que desemboca en una estenosis de canal. El paciente refiere lumbalgia y dificultad para caminar. Debido a la lenta progresión de la enfermedad cuando las crisis se van acercando en el tiempo, la única solución suele ser la cirugía.

« Volver

Equipo Médico