Llámanos al +34 966 709 312 o Contacta con nosotros

Artroplastia de columna cervical

El disco cervical es la almohadilla elástica que separa las vértebras entre sí, permitiéndoles una pequeña cantidad de movimiento en seis ejes. La suma de todos estos movimientos entre las 7 vértebras cervicales se traduce en la flexibilidad del cuello.

La artroplastia consiste en la sustitución del disco intervertebral por una prótesis móvil que restituye íntegramente la movilidad original.

Esta técnica se reserva para casos de fracaso discal (hernias o discopatías), aunque no es conveniente practicarlos en todos los pacientes, ya que hay una serie de criterios que excluyen esta posibilidad como por ejemplo, la existencia de artrosis o de deformidad. En general, esta técnica se reserva para pacientes jóvenes con poco deterioro de las estructuras óseas del cuello.

Beneficios de la intervención

El objetivo de la artroplastia es descomprimir las estructuras neurales del canal comprimidas por una hernia discal, restaurando posteriormente la movilidad del segmento cervical en lugar de fijarlo con placas y tornillos.
El resultado en cuanto a los síntomas de la compresión es el mismo que el de la técnica clásica de fijación, sin embargo, la movilidad del cuello no se ve alterada.

Descripción técnico-médica

El abordaje al cuello se realiza por la cara anterior, mediante una incisión transversal que suele quedar bien disimulada.

Se vacía completamente el disco cervical para descomprimir el canal o las raíces nerviosas y se elige una talla de prótesis que restaure la altura original del disco.

Existen multitud de modelos de prótesis cervicales con diversas propiedades mecánicas. Su cirujano elegirá la que considere más adecuada para su caso.

La intervención

La artroplastia cervical se realiza en quirófano bajo anestesia general. La duración habitual de esta intervención es de entre 30 y 90 min, dependiendo del número de discos a sustituir, si bien el paciente permanece en el quirófano y la sala de despertar entre 1,5 y 4 horas. El paciente estará hospitalizado entre 12 y 36 horas.

Medidas preoperatorias

  • Valoración previa en consulta, decidiendo y exponiendo los aspectos concretos de la intervención y entregándole el consentimiento informado.
  • Realización de un estudio preoperatorio completo con pruebas de laboratorio, ECG y estudios de Rayos X.
  • No beba alcohol ni fume 48 horas antes de la cirugía.
  • Si la cirugía está programada por la mañana, debe acudir en ayunas al hospital. Si es por la tarde, desayune temprano y no tome alimentos sólidos ni líquidos a partir de las 9 horas.
  • No debe llevar ningún objeto metálico durante la operación (anillos, pulseras, pendientes, piercing, etc.)

Cuidados postoperatorios

  • Debe cambiar de postura en la cama con ayuda, evitando permanecer constantemente boca arriba.
  • Los drenajes (si los hay) se le retirarán a las 24h de la cirugía.
  • Por lo general se levantará al día siguiente de la intervención.
  • No precisa collarín cervical, ya que la movilidad del cuello debe ser respetada. Sí debe evitar los movimientos bruscos (deportes) durante 6 semanas.
  • Se le pautará medicación postoperatoria, incluyendo un antiinflamatorio que usted deberá tomar durante 3 semanas aunque no tenga dolor, ya que previene la formación de calcificaciones que bloquean la movilidad de la prótesis.
  • Después del alta, debe contactar con nosotros si tiene debilidad en extremidades, fiebre y escalofríos o supuración por la herida.
  • Tras el alta, así mismo, deberá evitar una serie de movimientos y posturas durante 2 semanas:
  1. Cargar peso
  2. Tareas de la casa
  3. Conducir

« Volver

Equipo Médico