Llámanos al +34 966 709 312 o Contacta con nosotros

Patología del Medio y Retropie

Las técnicas más utilizadas para corregir las anteriores deformidades son las osteotomías y las artrodesis. Las primeras consisten en cambiar la posición de algunos huesos del pie sin sacrificar las articulaciones y por tanto conservando la movilidad. Las artrodesis corrigen la deformidad mediante la fijación definitiva de ciertas articulaciones lo que conlleva un mayor o menor grado de pérdida de movilidad. En ambas técnicas se utilizan tornillos, placas, clavos, etc. para estabilizar los huesos del pie.

Las principales indicaciones son:

  • Pies planos
  • Pies cavos
  • Artrosis de medio y retropié
  • Enfermedades reumáticas e inflamatorias
  • Deformidades congénitas o adquiridas
  • Insuficiencia del tendón tibial posterior

« Volver

Equipo Médico