Reinicio actividad asistencial Consultas Externas

Llámanos al +34 966 709 312 o Contacta con nosotros

Síndrome del Túnel Tarsiano

No todos los dolores de talón son una fascitis plantar o un espolón

El síndrome del túnel tarsiano se produce por la compresión del nervio tibial posterior o sus ramas terminales a nivel del canal tarsiano, que está situado en la cara interna del tobillo. Se trata de un espacio fibro-óseo, formado por una pared ósea y una cubierta fibrosa, el retináculo flexor. Por ese reducido espacio pasan los tendones tibial posterior, flexor largo de los dedos y el flexor largo del dedo gordo, además de la arteria, vena y nervio tibial posterior. Se podría decir que es el equivalente al síndrome del túnel carpiano en la muñeca.

Lo puede producir cualquier situación que genere un estrechamiento de dicho espacio. Las principales causas son:

  • Traumáticas (esguinces, fracturas, tenosinovitis) que son las más frecuentes.
  • Lesiones ocupantes de espacio como los tumores, quistes sinoviales, venas varicosas que producen una compresión directa sobre el nervio.
  • Las deformidades del pie (pie plano, pie valgo, insuficiencia del tibial posterior) dan lugar a un aumento de tensión en el nervio por elongación del mismo.
  • Inflamatorias: artritis reumatoide o psoriásica entre otras.

Los principales síntomas son dolor, sensación de quemazón y parestesias (hormigueos) en el talón, planta del pie y dedos. Cuando evoluciona, aparece atrofia muscular en la planta del pie y debilidad al realizar la flexión del pie y los dedos, lo que causa dificultad importante para caminar.

 

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica, exploración física y pruebas complementarias. La exploración puede mostrar un test de tinel positivo, que consiste en que al golpear el nervio en la zona de atrapamiento con un martillo de reflejos, se reproducen los síntomas. Las radiografías sirven para descartar causas óseas de la compresión. La resonancia magnética y ecografía son útiles para encontrar lesiones ocupantes de espacio como los quistes sinoviales. La electromiografía mostrara una disminución de los potenciales en el nervio tibial posterior o sus ramas terminales.

Este síndrome pude confundirse con la fascitis plantar (mucho más frecuente), las hernias discales lumbares que afecten a las raíces L3 a L5, las fracturas de estrés del calcáneo, entre otras patologías. La triada del dolor de talón es la asociación de una fascitis plantar con una disfunción del tendón tibial posterior y un síndrome del túnel tarsiano en un mismo paciente.

Muchas veces tarda en diagnosticarse porque sus síntomas pueden confundir al médico con una fascitis plantar y hay que sospecharlo en casos de fascitis plantar de larga evolución que no mejora con tratamientos convencionales

El tratamiento conservador consiste en el uso de antiinflamatorios, antiepilépticos como la pregabalina y gabapentina y otros antineuríticos. Las infiltraciones con corticoides pueden ser útiles para calmar los síntomas. Las plantillas ortopédicas, tobilleras y ortesis rígidas ayudan a corregir las deformidades del pie causantes de los síntomas. Cuando fracasa el tratamiento conservador estaría indicada la cirugía que consiste en la apertura del retináculo flexor y la fascia del abductor del hallux, hasta liberar el nervio y sus ramas terminales. En los casos de lesiones ocupantes de espacio como tumores o quistes sinoviales, sería necesaria su extirpación. Cuando la causa son las deformidades como el pie plano, es necesaria su corrección quirúrgica.

 

Es importante que cuando un paciente presente estos síntomas u otros similares, acuda a un médico especialista para que pueda realizar un diagnóstico precoz e instaurar un tratamiento adecuado lo antes posible, para así evitar que el problema avance y se convierta en crónico. La prevención consiste en tratar las deformidades del pie como el pie plano, cavo, etc., antes de que se produzca la compresión. No olvidemos que “no todos los dolores de talón son una fascitis plantar”.

Si desea una cita con el Dr. Enrique Martínez, de la Unidad de Pie y Tobillo de Traumavist, pulse en este enlace

« Volver

Certificaciones y Premios

Traumatología Vistahermosa participa y es acreditada como Unidad referente a través de su presencia en cursos, congresos, asociaciones y reuniones nacionales e internacionales.

Más Información